lunes, 22 de abril de 2013

Un éxito inesperado



Lucharás con el hierro y lo harás
radiactivo
y perseguirás al oro como Aquiles a Héctor
en las murallas de Troya
y finalmente lo harás
radiactivo.

Pero no podrás conmigo.

De casilla a casilla, de lugar a lugar,
de sitio a sitio
de la Tabla Periódica
harás radiactivo todo lo que tocas
irradiarás la plata, el zinc, el aluminio
el litio humilde, el tungsteno poderoso,
el extraño lantano, y el tecnecio
que no existe en la tierra
como un mito
que se extinguió hace mucho,

y el cobre alado
y el modesto berilio
y el fósforo y el azufre que recuerdan al Diablo.

pero no lograrás que yo emita

Aquí me quedaré, íntegro, estable
como fui siempre.










George Hofheimer, "Contra la Radiactividad Artificial", en Antología de la Literatura Radiactiva, tomo V, poesía y radiación.