lunes, 1 de octubre de 2012

Materia y energía (haiku)


¿Qué es lo que existe verdaderamente? Nadie puede saberlo. La pregunta, que atraviesa la historia humana como un cuchillo, se intentó contestar desde los comienzos: desde los cuatro elementos y el éter, hasta la materia sutil que los formara, desde las ideas cuya sombra se proyectaba en la caverna de Platón, hasta la extensión y el movimiento de Descartes, que se manifestaba en universales torbellinos. ¿Qué es lo que hay? ¿Cuál es el sustrato? No podemos saberlo, y seguramente - tal vez por suerte- no lo sabremos jamás. Pero a esta altura de nuestro conocimiento, podemos pensar que en el universo hay solamente dos cosas: materia y energía.


Verás árboles y estrellas, verás el vidrio
blanquísimo
verás a las hormigas caminando hacia la nada.
Verás el espejismo que de pronto
desaparece
y el lento marchitarse de la tarde
y la aurora feliz, y el viento norte
que reseca la piel.
Todo verás: el trigo, y los planetas,
el átomo sencillo y seguro de sí mismo.
y el vacío que ocupa el universo.
Verás la apariencia y la forma
y el rayo y la voz y la tintura
que cambia los colores.
Y te dirás : ¿qué es lo que hay?
¿qué es lo que existe verdaderamente?