viernes, 18 de diciembre de 2009

Club del chiste

Agradecemos a "Pequeña Alesita" por sus colaboraciones que iremos publicando en este Club del Chiste. Les recordamos a todos que pueden enviarnos sus chistes sobre ciencia a leonardomoledoblog@gmail.com


Un ingeniero, un físico y un matemático duermen en la misma habitación. En eso, un cigarrillo prendido antes de que se quedaran dormidos prende fuego el cesto de basura. El ingeniero se despierta, ve el incendio, busca un matafuegos y lo usa. Creyendo que apagó el fuego, vuelve a dormir.
El físico, que había visto la escena, se da cuenta de que el fuego vuelve a brotar. Piensa: "las altas temperaturas podrian matar a alguien. Deberia apagar este fuego. Como puedo hacerlo ? Vamos a ver... podria hacer descender la temperatura del tacho por debajo del punto de ignicion del papel, o quizas aislar el combustible del oxigeno... podria conseguir esto echando agua.". Lo hace y se va a dormir. Pero las brasas vuelven a encender el fuego.
El matemático, que lo vio, ve que el fuego vuelve a brotar. Se levanta y piensa: "el físico vio el fuego, le tiro un vaso de agua y se fue a dormir. Por lo tanto, ya existe una solucion al problema". Y vuelve a dormir.

4 comentarios:

ezeqdb dijo...

Muy bueno, aunque habla un poco mal de los matemáticos :P

Leonardo: le envié un e-mail que probablemente no recibió, era para invitarlo a participar este domingo 20 de diciembre en el Día del Escepticismo, o de la lucha en contra del avance de las pseudociencias en honor al fallecimiento de Carl Sagan. Lo único que tiene que hacer es publicar ese día algún artículo sobre la importancia de la ciencia en la educación, algún artículo critico de cualquier pseudociencia, o lo que sea que se le parezca.

La explicación está más explayada en éste artículo. Ya hay muchos blogs de divulgación científica que se han unido a la propuesta, espero que usted también lo haga :-) saludos!

el oso dijo...

Más que hablar mal, es bastante descriptivo...
De los 3...

nes dijo...

lo que lo hace bueno es que tiene algo de verdad en cuanto el laburo de cada uno de ellos...

muy bueno...

Anónimo dijo...

Tiempo después, encuentran a los tres carbonizados.
Corolario: ¡La solución existe, pero no es única!